Lecciones de una maratón

Talvez exagero un montón respecto al #running sin embargo he sacado algunas lecciones para mi vida al momento de correr una maratón que les quiero compartir

Humildad: probablemente la lección más grande que uno puede aprender. Uno debe saber que solo con humildad se llegará lejos, debe saber que no es mejor con nadie que al único que debe vencerse a si mismo.

Es mejor un final excepcional a un inicio espectacular: En la vida es mejor tener una segunda parte de tu vida aún mejor que la primera parte. Debes esperar hasta el final de la carrera (10 km) para empezar a acelerar ya que ahí se define la maratón.

Paciencia: Es probable que vas a estar un buen tiempo corriendo por lo que debes tener paciencia y no desesperarte por ver la meta. La meta llegará si has tenido la paciencia necesaria. Así en la vida debes esperar a que tu sueño llegue.

Ayuda Divina (Dios): Creo que es lo más importante que aprendí en la maratón. Cuando dedicas tu carrera al ser divino todo ayudará a bien y el triunfo estará cerca. Uno debe saber que el que realiza los sueños es Dios y en este caso Él me ayudará a seguir aumentando las distancias. Ver cuando vayas corriendo toda su majestuosidad e inspirarte aún más a seguir.

Miedo: Probablemente nunca habrá una carrera fácil (más una maratón) sin embargo hay que dejar los miedos atrás y avanzar paso a paso. Que el miedo no te detenga a ser cada día mejor.

Disfrutar: Probablemente esta es la parte más difícil de hacer en una maratón. Debes abrazarlo y sentirte contento con tanto entreno que hicisteis y disfrutar cada momento en la carrera. Así en la vida, disfrutar el momento en tu vida en el que te encuentres y agradecer a Dios por el momento en el que estás.

Triunfo: Debes saber que este triunfo será el inicio de algo más grande por lo que ahora iré por más y saber que debo aplicar cada una de estas cosas para que en mis próximas carreras aprenda aun más.

Espero que les guste esta publicación

 

Advertisements

Max Tott

Dentro del mundo del running, el cual me ha cambiado la vida, hoy les contaré mi vivencia acerca de la carrera de los barrios (Max Tott) y para mi una de las más difíciles carreras que puede haber.

Esta se desarrolla en la ciudad de Guatemala el último fin de semana de enero y es la primera carrera del año inicia en el cerrito del carmen y termina en el estadio Mateo Flores.

Después de unas vacaciones en el viejo continente regresé en el mes de enero dispuesto a hacer 6 21k por lo cual el plan estaba en marcha la carrera. Con solo 2 semanas de entreno después de ello (muy poco tiempo) me sometí a esta carrera.

Iniciando en el cerrito del carmen a las 7 am empecé con las pilas puestas a hacer una buena carrera. En el km 5 estaba saliendo en dirección a la paz y después en el km 8 hay una cuesta del austriaco que afortunadamente la logré subir con algunas dificultades.

Después el siguiente punto donde encontré complicado fue cuando entré a la zona 15 para subir en dirección hacia Multimédica por lo cual ya subiendo estos 3 km pensé que ya había pasado la parte más dificil de la carrera. Sin embargo fue todo lo contrario. En el km 18 me dieron calambres en el sitio llamado el Muñecón y por lo cual los últimos 3 km los hice caminando con un inmenso dolor.

Llegué a la meta con un tiempo de 2:53 (lo sé malísimo) pero afortunadamente la logré terminar y a partir de acá pues aprendí que en el mes de diciembre se debe mantener activo para poder responder a esta carrera.

Por una vida en el #running